7.9.13

Recuerdos Inmortales



(Primero)

Hoy descubrí aquel camino,
el mismo que en tus palabras revivía.
Esos balcones que lloraban flores,
secaban sus lágrimas multicolores
con cada paso que iba sumergiendo en tu memoria.
Desde uno de ellos,
suspiré una especie de beso.
Tal vez, mi imaginación,
hoy algo celosa e indignada,
se interpuso en el camino 
de nuestro supuesto hechizo inexorable.
El balcón que me elevaba
a las mismas nuebes,
donde y cuando tus brazos me cubrían,
fue descendiendo 
hasta fundirse con los adoquines
donde pasabas,
creo que buscándote.


2 comentarios:

Sergio dijo...

Este escrito me ha dado la sensación de alguien que esta perdido dentro de si mismo. Que a veces encuentra caminos llenos de flores y otras encuentra piedras y adoquines.

Un gusto enorme leerte.

Serge.

Caro - (Avelibre) dijo...

Supongo que tiene algo de eso, aunque admito que la perdida terminó siendo ésta, quien te escribe ;)

Gracias Serge!
Caro