20.11.12

Vaivén






Pueblo tus rincones oscuros,
tus reflejos vacíos, 
tu retiro mudo.
Descanso en tu desesperanza.


Es que sobre mi llaga pisas
y de mis manos tragas tu angustia.


Del último hilo pendo,
hasta que tu paz, 
me deje ir.


4 comentarios:

Tano dijo...

Difícil encontrar finales felices en la mayoría de los ámbitos de las vidas.

Fácil encontrar vidas que penden de un hilo hasta el momento de abandonar el planeta.

Posible cortar el hilo olvidando sentires y sacrificios si se tiene un horizonte donde los azules no sean grises.

Casi imposible conseguir la propia paz y mucho menos la ajena.

Muy muy muy.... fácil encontrar profundas sensaciones en tan breves y hermosos versos como los que tú acostumbras escribir.

Saludos transoceánicos.

Caro - (Avelibre) dijo...

Así es querido Tano,
fácil es encontrar los hilos, difíci es escapar de ellos.. .

Un fuerte abrazo,
Caro

Tano dijo...

Desde luego, los hilos forman telas de araña que son difíciles de esquivar, personalmente incluso pienso que a veces son agradables y pueden resultar un lugar acogedor para ubicarse, si es que lo apreciamos.

Escapar es jodido, pero ya sabemos que la libertad es una quimera, a veces por imposición ajena, a veces por tratarse de una pretensión exageradamente egoísta, y a veces porque en el enfrentamiento "razón-corazón" vence quien no debería hacerlo según las buenas/malas costumbres.

Bah, ya estoy diciendo "tontás", se ve que los inviernos en lugar de congelarlo derriten mi cerebro, jajaja, ¡uy, perdón, si lo que quería era llorar, jajaja!.

Caro - (Avelibre) dijo...

Mi Tano querido,
estoy contigo en lo de la libertad y su concepto.

Sigue, sigue escribiendo allí y aquí..., es un placer leerte siempre.

Abrazo,
Caro