30.11.12

Destinos




Es en la eventualidad de un segundo,
donde los caminos se ramifican,
exponiendo la variedad del destino
perpetuando las  dudas,  que no claudican.


Todo depende de un silencio, 
de una decisión apocada,
de nuestra utópica valentía,
la que desvía una mirada.


Luego, 
se profesa el mandamiento, 
el de un dios propio y no concebido. 
¡A asumir la responsabilidad del instante!
¡A no llorar por lo que se ha perdido!


Pero la memoria es vengativa, 
no edita espacios en blanco,
aunque se continúe el camino,
exige que uno sea franco.


Pues no se denomina círculo, 
a aquel que nunca se ha cerrado; 
ni descansa la conciencia,
del que la culpa no ha callado.


Cuando el enfrentamiento se anuncia,
entre los sueños y los temores, 
lamentable pero cierto,
los miedos son siempre los ganadores.


Lo que no se ha dicho,
también tiene voz.



9 comentarios:

Tano dijo...

Nunca la racionalidad fue una virtud que yo supiera atesorar, dicen que los locos somos así.

Los sentimientos afloran en los descerebrados como en los niños y los borrachos, con toda su virulencia, pero con toda su verdad, entendiendo por verdad lo que realmente se siente, no lo que se desearía sentir, que sería lo ideal para evitar sufrimientos.

Lo malo de esto es que el esfuerzo sigue el sentido contrario, es decir, que consiste en negar o disimular lo que se siente cuando ya no es adecuado el seguir expresándolo, y esto suele ser más doloroso, y además es incomprendido por los que inteligentemente deciden racionalmente a tiempo.

Para algunos el círculo es imposible de cerrar. Al fin y al cabo un círculo es una espiral mirada desde un angulo frontal, al menos para los locos que no saben ver sus limitaciones y se dejan llevar por lo que sienten sus tripas.

Si con cuatro versos eres capaz de hacerme meditar mil cosas, mira lo que has conseguido con un poema más largo, el talento es lo que tiene. Además, que coño, voy a leerlo de nuevo, tengo que seguir intentando aprender a escribir, jajaja. Aunque me ría, no se trata de una broma ni de un sarcasmo, te lo aseguro, sabes de sobra que admiro hasta el infinito tu forma de escribir, me río porque sé que jamás seré capaz de hacerlo igual, ni siquiera de aproximarme.

Sergio dijo...

Pero la memoria es vengativa,
no edita espacios en blanco,
aunque se continúe el camino,
exige que uno sea franco.


Pues no se denomina círculo,
a aquel que nunca se ha cerrado;
ni descansa la conciencia,
del que la culpa no ha callado.

Amiga del alma, realmente he quedado conmovido con estas hermosas letras. Ni una deja de ser cierta, has expuesto el alma sin armaduras sin nada que la impida expresarse.
Los temores como bien dices son siempre los ganadores y nos llevan a vivir la vida de manera anestesiada sin sentir los momentos sin vivir de verdad.
Un honor y un placer poder leerte.

Sergio.

pepe dijo...

Al son de los tambores llegan los sioux clamando un segundo, con los torsos pintados demuestran valentía. el ritmo firme continúa subiendo el volumen de la responsabilidad. Paso al frente los guerreros!

Quieren venganza contra el hombre blanco. Quieren cerrar el círculo que un tren abrió con sangre de sus antepasados gloriosos.

Aunque pierdan la batalla, sus cabelleras permanecerán en el recuerdo.

... el silencio confirma la derrota

Caro - (Avelibre) dijo...

Mi Tano querido,
si bien el seguir ciegamente mis sentimientos no es una de mis virtudes..., aplaudo y admiro a quienes como tu, les son fieles hasta el final.

Eso se nota, se ve, se siente en cada uno de tus versos y textos en general.

Alguna vez lo hemos hablado, hoy te lo repito. Nunca dejes de ser como eres, no importa si sientes que vas contra corriente. Vive, que los que no nos atrevemos a hacerlo plenamente, confiamos en seres como tu para que todo pueda mutar libremente.

Un sentido abrazo a la distancia.

Caro

PD: Gracias por estar!

Caro - (Avelibre) dijo...

Sergio, amigo del alma,

de a poco voy intentando liberar a mis letras de su intimismo. Supongo que ya es hora de descubrirlas del velo que siempre las ha ocultado.

No me es fácil..., pero soy una ferviente admiradora de la simpleza de la estructura, (aunque mis versos siempre demuestren lo contrario).

Un placer para mí tenerte aquí, en mi nido.

Caro

Caro - (Avelibre) dijo...

A ver Pepe...

¿cómo se supone que deba interpretar tu batalla?

¿Recuerdas que siempre me decías que no te animabas a comentar mis letras porque sentías temor de mal interpretarlas?

Bien, ahora la despistá' soy yo.... .

Un fuerte abrazo, (por el comentario y por la sonrisa que me has regalado)

Caro

pepe dijo...

Normal, Caro, que te despiste. Intentaré desdespistarte.

Ha sido la manera más enrevesada que existe de decirte que me vi dentro del poema jejejje Dijo alguien que el poema no es de quien lo escribe, sino de quien lo necesita. Así que... Gracias

El título me llevó al salvaje oeste y el poema a tu Nada y la filosofía de los indios. Entonces lo que me salió de dentro fue utilizar tus imégenes claves del poema y contarlo como batallita desde el lado de los que pierden en el combate pero mantienen su corazón guerrero.

Un abrazo

pepe dijo...

Caro, te aclaré o no me expliqué bien?

Caro - (Avelibre) dijo...

Querido Pepe,
discúlpame por no haber respondido antes a tus comentarios. (Semanas complicadas).
Bien..., te diré que esas fusiones tuyas entre poemas son encantadoras y por demás originales.
Una de las maravillosos efectos que tiene el arte de la escritura, es el alumbramiento y su destino... .

Por si no nos "comentamos" antes del próximo año..., que tengas una muy feliz Navidad y excelente 2013. (Cuídame mucho al pequeño Cyrano).

Un abrazo amigo!
Caro