6.12.09

LA SOGA


Las hay que salvan
y otras que se anudan en la garganta.

Las hay inofensivas
y otras que detienen el flujo.

Hay quien las despliega
y quien las oculta.

Hay quien suplica por ellas
y quien espera un milagro.

Hay quien sin demandar ser auxiliado,
recibe la gracia de encontrar una en su mano.

Esa soy yo...
.

3 comentarios:

Kimbertrancanut dijo...

Caro, amiga...espero que esta soga te ate más a la vida y también te acerque a mi mundo espiritual...Besitos entrelazados

tecla dijo...

Es muy bello tu poema. De los que más me gustan. Tan profundo, tan fuerte, tan elocuente.
Me has dejado desconcertada y confusa.
Pero encantada con tus versos.

pepe dijo...

.... y que siempre sea así, que no falten sogas de ayuda