29.9.09

MAR DE MI ALMA


Bendita tu,
mar que llevas su nombre.
Serás por siempre viva.
Inmortales aguas que han de besar su frente,
la caricia eterna a su dulzura.

Bendito el astro que entibia sus besos.
Marea siempre en alto cuando la pronuncias.
Temperamento embravecido con sangre,
lucha eterna, si por mi preguntas.

Que sea la arena en tus orillas.
Sin ti no existo ni me renuevo.
Bendita sea la madre que llevas
en cada gota de tu heroísmo,
en cada causa que liberas.

Ser melodía y tu danza,
me convierte en parte de tus vaivenes.
Mas tarde o temprano,
inevitablemente,
las aguas regresan a su calma.

Concibamos el delirio
que por nosotras aguarda.
Mar y arena, siempre juntas.
Una y una, como hermanas.

Bendita tu,
mar que llevas su nombre.
Y yo, arena,
porque en mi descansa.



*** Dedicado a mi amiga del alma, Andrea del Mar ***

5 comentarios:

Kimbertrancanut dijo...

Caro...un regalo al alma tu poesía...fresca como la ola de invierno...mestizaje entre humano y natura...Bravo amiga.
Besitos dulces para ti.

Caro dijo...

Mi querido Kimber,
muchas gracias por pasar y dejar una caricia en éstas, las arenas de mi alma... .

Un abrazo,
Caro

tecla dijo...

Dulce poema este que escribiste.
Andrea se lo merecía.
Besos bajo las olas.

Caro dijo...

Es verdad Mejo,

Andrea se lo merece.
Ya llegará tu turno también, eres tan merecedora de un poema como ella... .

Un beso

Anónimo dijo...

No imaginas lo bien que me hace verte con tu hija siento paz y alegría. Este poema es una maravilla y regalo grandioso compartirlo hoy con las personas que más quiero mis abuelos y mi amiga.

Es una caricia directa al alma hoy, hemos sellado nuestro cariño como hermanas y he caminado todo este tiempo junto a tí, estás cerca aquí conmigo. Tienes un gran valor para mí. BENDITA TU LINDA CARO.

Andrea del Mar