17.12.15

ST 1



Teníamos la costumbre de planificar el futuro.
Tanto presente perdido, para terminar  comprendiendo, que cada minuto del pasado podría haber sido un plan perfecto.