17.12.09

Vehemente


No esperaré por la larva
que roe y fabrica la seda.
La mía.
La que me espera tan fría
como el gris de la piedra.

No esperaré por la última hora
para extinguirme en tu boca.
Ni al último minuto
para esculpir en la roca
tus vocales que coinciden
con "Amor".
He de morir corazón,
defendiendo a mi demencia,
la que me llevará a tu presencia,
sin dudar de mi valor.

No esperaré por mi libertad.
Tal vez no llegue nunca
o se haga esperar
hasta que por vencidos
olvidemos el camino
que transitamos desde siempre,
desde que la luz
nos obligó a olvidar.
Olvidarnos... .

No esperaré a perderte.

No habrá nada que esperar
si continuamos esperando.
.
Safe Creative #0912185136774

6 comentarios:

pepe dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Daniel dijo...

La sana intención de ir al encuentro de esas inciales que coinciden con la de amor, sin la espera que no siempre es un bello final.
Maravillosa poesía avecilla, se disuelve suavemente la nostalgia en los ojos que te leen.

Un fuerte abrazo.

ONUBIUS dijo...

Venia felicitándote la Navidad, quizás la utopía parezca grande, pero mis deseos se quedan pequeños, por lo mucho que deseo abarcar para ti, para que estas Navidades empapen cada centímetro habitado, para que ningún olvido se quede encerrado en el baúl, para compartir sin necesidad de pedir, para sonreír sin limitaciones, para ganarle el pulso a la tristeza, para que la esperanza arraigue en nuestros corazones, para darte las gracias por estar ahí y en definitiva para que la Navidad sea para todos y para todo el año...

ABRAZZZUSSS PARA UNA FELIZ NAVIDAD

incal dijo...

Caro:pasa por "usaelreflejo" alli tengo un regalo navideño para todos aquellos que alguna vez me visitaron.


Felicidades .Luis

casper dijo...

Caro
Si de amor se trata, no admitir postergaciones en la vida, es un buen norte.
Un beso

pepe dijo...

Caro, aquí siempre me quedo pensando en lo de "amor", y me pierdo el sentido del resto pero hoy no. Me gusta ese final de "toque" en el corazón de a quien vaya dirigido lo de "amor". Vaya, otra vez vuelvo a esa duda.

Un abrazo