13.11.09

PADRE TIEMPO


Te escurres entre los vacíos de mis huesos.
Espesando la sangre pausadamente,
casi inapresiable.
Ingenuidad; rehén desaparecida.
Torturada sin el privilegio de la muerte.
De vez en cuando, con suerte,
entrega su rostro a la única manifestación del sol.

Padre, que te haces presente
besando la frente de todos tus hijos.
No olvidas ni a uno... .
Acaricias la caballera de la primavera florida
y azotas la brisa que la arrulla.... .

Todavía la memoria trae tatuada
la niñez y sus historias.
Sombra advertida por mi nostalgia.
Recuerdos que esperan
ser invitados por la madre tinta
que aplaca el pasado con sus caricias.

Tal vez segundos, (no mas de un día).
Así de rápido ha pasado mi vida.
Vívidos están los recuerdos del ayer.

Tiempo que lo olvidas todo.
A la velocidad de un parpadeo,
asesinas y concibes.
Entierras y exhibes,
cubres y destapas al corazón.

Dependo de tu voluntad y tu razón
para aprender a caminar sobre el sendero
que nos lleva a tu guarida.

Tiempo,
padre que no descuida
la disciplina de sus hijos.
Ante el primer desacierto,
instruyes sin argumentos
hasta el alma mas descarriada.
.

4 comentarios:

tecla dijo...

Ay el tiempo Caro. Nadie lo puede comprar, ni vender.
El tiempo es lo más valioso de la vida.
Nuetro tiempo es nuetra vida.
Sólo a nosotros pertenece.
Nunca dejes que nadie te lo robe.
TQ

Caro - (Avelibre) dijo...

El tiempo, mi querida Mejo, no nos pertenece. En todo caso, somos de él. Nos maneja, nos controla, dependemos absolutamente de su voluntad.
Lo olvida todo y nosotros, a nuestra velocidad, incomparablemente lenta a su lado, luchamos por mantener el pasado vivo. Es así, que cuando comprendemos que el pasado es solo eso, llegamos a la guarida, su casa... .

Gracias amiga de mi vida,
te quiero mucho,
Caro

ONUBIUS dijo...

El tiempo no espera en su caminar, caminar contrariado dejando en cada milésima de segundo una vorágine de sensaciones atrás...

Abrazzzusss

Caro - (Avelibre) dijo...

Gracias Onibius,
tiempo de no verte... .
Me alegra tanto que te hayas dado un tiempo para pasar por mi nido.

Abrazos mi amigo!